Las matemáticas: mucha historia y el lenguaje del futuro

Las matemáticas, las ciencias exactas por antonomasia, siempre han jugado un papel fundamental. Esta ciencia, que estudia las relaciones y propiedades entre números y figuras geométricas, está de moda en los últimos años gracias a su contribución al desarrollo de la informática. No obstante, en el pasado también contribuyó (y sigue haciéndolo) mucho al desarrollo de otras áreas de conocimiento como la medicina, la arquitectura, la ingeniería, etc. Por lo tanto, no resulta posible concebir a la civilización humana sin considerar a esta ciencia en el contexto cotidiano.

Resultan claves en el desarrollo intelectual de los niños, dado que les ayuda a ser lógicos, a razonar ordenadamente y a tener una mente preparada para el pensamiento, la crítica y la abstracción. Configuran actitudes y valores en los alumnos garantizando una solidez en sus fundamentos, seguridad en los procedimientos y confianza en los resultados obtenidos. Todo esto crea en los niños una disposición consciente y favorable para emprender acciones que conducen a la solución de los problemas a los que se enfrentan cada día. Son, en consecuencia, un instrumento de desarrollo personal muy importante.

Las ramas de la matemática incluyen la tradicional aritmética (dedicada al estudio de los números y de sus propiedades), el cálculo algebraico, la teoría de conjuntos (aplicada en forma dinámica a la informática), la geometría, la trigonometría y el análisis matemático.

El desarrollo científico y tecnológico de las últimas décadas ha dado mayor relevancia a las matemáticas porque son el instrumento que se usa para poder avanzar en cualquier área del conocimiento. Eroski, Mercadona o Zara contratan matemáticos para diseñar sus rutas de reparto y decidir dónde ubican sus almacenes. Las empresas comerciales los fichan para identificar los patrones de compra de los clientes y orientar sus campañas de marketing. Los bancos y empresas aseguradoras les confían sus modelos de predicción de riesgos. Las búsquedas de Google son posibles gracias a los algoritmos. Los programas de encriptación y seguridad funcionan con números primos. Las tecnologías médicas de control de temperatura de la incubadora de un bebé o de control para el sistema cardiovascular se basan en ecuaciones. Las rutas aéreas se organizan siguiendo la teoría de grafos. La protección de los ecosistemas se diseña a partir de la teoría de matrices. Todo ello, posible gracias a las matemáticas, en definitiva.

No es de extrañar que los matemáticos figuren como los profesionales con menos paro. En la era de las grandes cifras –genes, moléculas, tráfico, clientes, cotizaciones, etc.–, el matemático ve tendencias, identifica cuáles son las variables más importantes, los patrones que condicionan, construye marcadores, predictores y desarrolla programas que permitan diagnosticar y resolver problemas u optimizar soluciones.

Por todo ello, desde Academia Ukajerez, te animamos a que sigas mejorando tus habilidades en matemáticas. Tendrás un gran futuro. Te esperamos en nuestra academia si quieres aprender y disfrutar con este fantástico mundo de las matemáticas 🙂

 

Advertisements